Evolución del Movimiento

El movimiento tiene 3 etapas: la embrionaria, la mecánica y la espontánea.

Todo practicante de las artes combativas debe de pasar por ellas.

En la etapa embrionaria nuestras reacciones están condicionadas a los
movimientos que utilizamos a diario, como caminar, conducir, saludar,
saltar, etc. Y a la intensidad de la agresión.

En la etapa mecánica predeterminamos nuestra reacción con movimientos
que hacen frente a diversos ataques de la mejor manera posible.
La versatilidad del sistema de Kenpo, es que utiliza movimientos naturales
(aquellos que están en la etapa embrionaria) para incorporarlos a la
etapa mecánica. Lo que hace mucho más fácil y rápido el aprendizaje de las
técnicas de defensa además de que son aplicables a situaciones reales
desde la primera lección.

En la etapa espontánea, desarrollamos una memoria muscular debido a la
repetición de los movimientos y al ser agredidos, nuestros cuerpos
reaccionan según los patrones de movimientos aprendidos sin la intervención
de nuestra mente consciente.

Muchos practicantes de las artes de combate nunca logran llegar a esta etapa,
quedándose solo en la parte mecánica. El llegar a esta etapa se le conoce
desde la antigüedad como "el espíritu del tigre". La manera de llegar a la
etapa espontánea es a través de las clases de grupo, ahí el Instructor de Kenpo,
lleva al alumno a un estado donde la mente calla y el "espíritu del tigre"
toma forma en el cuerpo de cada practicante.

Si somos observadores de la naturaleza, habremos descubierto que todos los
animales saben defenderse perfecta e instintivamente.

El ser humano es el único animal que debe de reaprender a conocer su cuerpo
y sus posibilidades. La razón a sido la culpable de la separación entre la
mente y el cuerpo, sobre el consciente y el subconsciente, es por ello que
hay que aprender a callar la razón y el consciente para poder escuchar a
nuestro cuerpo y para que esta no interfiera en sus movimientos y reacciones naturales.

Los instructores de Kenpo debidamente calificados, están capacitados para
llevar al alumno a ese punto para que pueda pasar sin dificultad de la
etapa mecánica a la etapa espontánea, es por estas razones que se debe
de tener un instructor que ya halla alcanzado este nivel, para que
pueda llevar al alumno por este camino hasta alcanzar dichas metas,
ya que por si solo, el practicante no podría nunca alcanzarlas.

El Kenpo es un arte marcial de belleza inconfundible, devastador, práctico
y lógico es 100% efectivo y se adapta al individuo como prenda hecha a la
medida, es un arte único capaz de ser aplicado por cualquier individuo ya
sea un niño, una joven o un adulto.

 

 

Cortesia de: www.Kenpo.com.mx